miércoles, 11 de mayo de 2011

De paseo por los cementerios del Bierzo.
Ponferrada

Ignoro si Ponferrada tendría antes algún otro cementerio. Me figuro que sí, ¡una ciudad tan antigua!, que algún camposanto romano, medieval o de los tiempos modernos habría estado situado en zona urbana y que por tal motivo (y las leyes promulgadas por Carlos III) se ha construido un único cementerio a las afueras de la población.

La factura del cementerio es impecable. Su diseñador se ha debido fijar en sacramentales de otros países, tal vez estadounidenses o británicas, y se han construido numerosos parterres que alojan tumbas en el suelo, panteones de diversa factura e hileras casi interminables de nichos plagadas de zonas verdes y bulevares que nos invitan a pasear y a admirar además el magnífico paisaje que se divisa del Ancares desde el punto más elevado de la ciudad.

Con tan poca documentación lo único que puedo hacer es deleitarles con algunas instantáneas que tomé la pasada Semana Santa en la capital berciana. Un precioso paseo que reconcilia naturaleza, hombre y arte en un todo y brinda paz al espíritu. Disfruten.


Cruces modernas y cruces más antiguas se mezclan en algunos parterres del cementerio.

Cerca de los chaflanes de los parterres se suelen situar panteones de diferentes estilos.
Como este de la familia Cobo Calleja, de sorprendente colorido, ¡sobre todo para una necrópolis!
También existían muchas tumbas de este estilo, grandes planicies coronadas por una figura -esta es de las que más me gustó- y un cenotafio saliendo del centro. Familia Fernández González.
Detalle de la preciosa figura de bronce. ¡Exquisita!
Angelito ¿ebanista? presidiendo la tumba de la familia Neira López Arístegui.
Panteones entre centenas de tumbas.
También existen enterramientos muy humildes en medio de la campiña.
Bloques y bloques de nichos adornados con mil flores. Pocos eran los que no tenían (y no estamos en de Día de los Santos).
Algunos aún vacíos...
Una virgen con rasgos orientales.
Enormes chaflanes aprovechados hasta el mínimo rincón. Minimalismo estilístico al máximo.
Figura de bronce firmada por el autor A. Garalda. 
No era la única del mismo autor en el recinto. Familia Morán Pacios.
Tumba-panteón con la figura que más me sobrecogió de todo el camposanto.
Aquí un detalle del ángel sujetando el cuerpo inerte de Cristo. Todo expresividad.
Tumbas con vidrieras en vez de estatuas o grabados. Había varias con este mismo estilo y diferentes personajes de la Biblia.
La que más me llamó la atención por su originalidad y sencillez. Familia García González.
Una letra omega presidiendo la tumba de la familia González López. 

Empezamos con los panteones. De la familia Martínez Parra uno de los más antiguos monumentos, presidido por una Piedad y con el resto de la decoración muy austera. Este y los siguientes se encuentran justo a la entrada principal en el camino a la derecha. Se ven perfectamente.


¿Fans de la Bauhaus? 

Varios de los panteones se decantaban por este estilo arquitectónico racionalista y de proporciones equilibradas sin apenas adornos.
El más antiguo de todos, muy estropeado por la humedad, pero igualmente impactante, por dentro y por fuera. Famlia Piñero e hijos. Aún se conserva la firma del autor, pero el deterioro la hace ilegible.  A medio camino entre el estilo Nouveau y el Prerrafaelita aplicado a la escultura.
Ángeles masculinos se lamentan de la pérdida en lo alto de la construcción.

El otro ángel. Parece como que tiene bigote, ¿sí, qué os parece?
Plano detalle de una de las plañideras que guardan la puerta de entrada al panteón. Una de ellas porta una vasija. Esta tiene un reloj de arena entre sus manos.
Deterioro. Una lástima.
Por dentro también profusamente decorado con atlantes que sujetan los altares. Una preciosidad.
Espero que hayan deleitado con las imágenes. ¡Hasta la próxima semana!

4 comentarios:

  1. Realmente interesante y fantásticas fotos! me surge una duda: sabes si los dueños de chaflanes pero sobre todo de panteones y construcciones más artísticas
    - colaboraron de verdad en la elección del estilo o
    - si de todo esto se encarga la funeraria de turno de acuerdo al estilo q impere en el momento?

    ¿tienen estas empresas un catálogo con X estilos como para los ataúdes o cómo va esto?

    si alguien quisiera un panteón art déco en los tiempos que corren de cuánto podríamos estar hablando en € si es que todavía se ofrecen este tipo de servicios?

    Una pregunta tal vez un tanto empresarial y fuera de contexto, pero una de las que me ha surgido...! : ) Seguiré leyéndote, así q te animo a seguir visitando cementerios pero como hasta ahora: bien viva! : )) bs.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Eva!
    Pues siento decirte que por ley la propiedad terrenal del cementerio pertenece hoy por hoy al ayuntamiento en cuestión y este te lo cede a modo de alquiler. Son concesiones que duran aproximadamente 10 años y que tienes que renovar -pagando el alquiler- o sino exhuman los restos y van al osario (una especie de fosa común sólo de huesos).

    Desde 1996 se dictó otra nueva ley por la cual se decreta la expropiación municipal, pero todavía no se ha llevado a cabo en la realidad. De todas formas si estás interesada en la legislación funeraria española (cada país tiene la suya propia, por ejemplo en Cuba los cementerios son la única propiedad privada permitida), te paso un link para que disfrutes con su lectura:
    http://www.ingeba.org/lurralde/lurranet/lur19/19nistal/19nistal.htm

    Cada sacramental no obstante tiene sus propias normas. Por ejemplo en el cementerio inglés de Madrid no se puede enterrar cualquiera, tienes que cumplir una serie de requisitos que ahora mismo no te sabría decir.

    Respecto al diseño de la tumba yo creo que no se pone ninguna objeción, siempre y cuando no sea escandaloso o qué sé yo, aunque hay tumbas con figuras desnudas e incluso semi porno, como por ejemplo la de Brancusi en Père Lachaise que es una reproducción de su famosa escultura "El Beso" o la de Víctor Noir, en el mismo cementerio, con una importante erección. Todo va en función de la pasta que te quieras gastar en el mismo. Los precios los marca el artista que lo haga. Cada uno marcará su precio. También te digo que incluso la más estandarizada de las tumbas cuesta una pasta. El negocio de la muerte, en fin. Yo ahorraría unos 3.000 euros para tener un funeral medianamente digno y no tener que donar mi cuerpo a la ciencia. ;-)

    Existen infinitud de catálogos con infinitud de modelos estandarizados de tipografías, mármoles, figuritas, búcaros, grabados, ataúdes... ¡Incluso ferias! Por supuesto que uno puede encargar la tumba a su antojo. Una de las mejores canteras de artistas/escultores funerarios está en Génova (que posee uno de los cementerios más espectaculares a nivel artístico del mundo: Staglieno).

    Por aquí estaremos, guapa. Espero haber saciado un poquitín tu curiosidad empresarial al respecto del negocio funerario (una auténtica mafia, en serio).

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Fantásticas fotos, vaca sin cencerro. Me encantan los cementerios, siempre que viajo me gusta ver los cementerios de los lugares que visito. Y tus fotos son geniales.

    ResponderEliminar
  4. ¡Muchas gracias, Ivet Writer! Comentarios como el tuyo animan a una a seguir con estas aficiones tan, ehem, curiosas. :-D

    A cuenta del blog también estoy aprendiendo a revelar raws de fotografía, por eso cada entrada intento que tenga tonalidades y efectos diferentes. Experimentando, ea.

    Espero verte por aquí de nuevo, Ivet. Yo me pasaré por tu blog en cuanto tenga unos minutos.

    Un saludo.
    Cal.

    ResponderEliminar

Los blogs se alimentan de comentarios, así que ¡estrújese el coco un poco!