miércoles, 18 de diciembre de 2013

Eternidad pétrea. 
Las necrópolis rupestres palentinas (I).

Hace unos cuantos años, al remover unas tierras cerca de la vivienda de mis padres para construir un chalet, salió a la luz un camposanto medieval. Era lógico suponer que donde antes hubo una ermita románica, hubieran también enterramientos, pero hasta aquel momento nadie les había tenido en cuenta. Los arqueólogos hicieron su trabajo y desestimaron el interés del lugar. Se exhumaron algunos restos, varias lajas y se tapó todo de nuevo. La casa nunca llegó a construirse.

Uno de los enterramientos descubiertos en las inmediaciones de la casi desaparecida (está trasladada al Barrio de El Soto bajo nueva advocación) ermita de Santa Lucía, Aguilar de Campoo, Palencia.
Fue aquel momento el que avivó mi curiosidad acerca de aquellas peculiares sepulturas. ¿Por qué las personas excavaban sus lugares de reposo eterno en rocas? ¿Cómo se tapaban, con tierra, o con una lápida? ¿Empezaban los trabajos antes de que se produjera la muerte o cuando la persona ya estaba en el otro barrio? ¿Por qué algunas cabezas son cuadrangulares otras redondas y algunas con forma de herradura? Todas estas preguntas y muchas más también se las plantean historiadores y arqueólogos que han ido escribiendo concienzudas tesis y libros contestando algunas de ellas.

En España contamos con infinitud de yacimientos de tumbas antropomorfas. Quizá el más importante, o mejor dicho el más representativo, es el conjunto monumental de Olèrdola en Cataluña, pero toda la geografía hispánica está salpicada de este tipo de enterramientos: ÁlavaBadajozBurgosCáceres, CantabriaCádiz, Cuenca, Madrid, OurenseSegovia...

En esta primera entrega voy a traerles poquito texto y algunas fotografías de las necrópolis que se pueden encontrar en plena Montaña Palentina, hacia el Noroeste del Embalse de Aguilar. No están todas las que son (¡ojalá pudiera recorrerlas -y encontrarlas- en su totalidad!), pero son todas las que están.

Ermita de San Vicente_ Cervera de Pisuerga (mapa)
Siglos X-XI












Necrópolis de San Martín_ Quintanilla de la Berzosa (mapa)
Siglos VIII-XI (?)










Necrópolis de San Totis o Santiuste_ Corvio (mapa)
Siglos VIII-XI (?)






Sería de justicia que cada uno de estos conjuntos eremíticos rupestres tuvieran su propia entrada. Algunos son auténticas joyas como San Pelayo (Villacibio), Santos Justo y Pastor (Olleros de Pisuerga) o San Roque (Renedo de la Inera) -hablaré de ellos en otras entregas de la Saga Antropomorfa-, pero quizá sea tarea para el futuro. Una nunca sabe cuándo parar y hasta qué punto profundizar en un asunto; con este ya va para cuatro años cámara en ristre... ;-)

No obstante si quieren profundizar en la materia, les remito a los estudios sobre este particular realizados por Gonzalo Alcalde Crespo y por Jaime Nuño González, dos auténticos expertos. En el último post sobre antropomorfas colgaré una detallada bibliografía. El tema tiene muuuucha tela que cortar.

Nos vemos el año que viene con nuevas aventurillas tanatofílicas. ¡Séanme felices!
Cal.

Notas al margen_
Los mapas que les he facilitado para que localicen los lugares no se corresponden con las coordenadas exactas. La mayoría de las veces sucede que las necrópolis están situadas a las afueras de los núcleos urbanos, con que lo ideal para poderlos visitar es llegar hasta el pueblo más cercano (el link adjunto) y allí preguntar al lugareño de turno.

10 comentarios:

  1. ¡Qué interesante! Me surgen mil preguntas. Cuánto esfuerzo para hacer un enterramiento ¿por qué optar por horadar la piedra cuando la tierra es tan blanda? El "chalecito" de Cervera ya es lo más, con sus ventanitas y todo. Yo conozco otro conjunto con una atractivo añadido, el que está pegado a la ermita de San Baudelio de Casillas de Berlanga, en Soria. Espero próximas entregas para ir resolviendo enigmas. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Me parece un recorrido genial. Me ha llamado siempre la atencion estas tumbas antropomorfa en la roca ¿Por que? La misma pregunta que te hace Sira. Quizas era una forma de preservar los restos del ataque de las alimañas con una palida encima. En Merida, realizando una obra y en presencia de los arqueologos de la mancomunidad, al excavar aparecieron tres tumbas romanas dos de niños y otra de un adulto sobre roca tambien en un estrat con muy poca tierra encima. Me ha gustado, me imagino que en nuevas aportaciones Sira nos tendra al tanto

    ResponderEliminar
  3. Huy, pues pensaba que este tema no iba a despertar mucho interés... De hecho no me he dedicado a escribir algo más sesudo por miedo a aburrir, pero tomo nota y para las próximas entregas, dedicaré unas líneas más al misterioso tema de las antropomorfas.

    Sira, gracias por el apunte de San Baudelio. No lo sabía. :-/ Creo que tú tienes un post sobre esta preciosa iglesia, así que le cotillearé en mayor profundidad, aunque me temo que lo verdaderamente relevante de San Baudelio no son tus tumbas sino sus paredes y techos. En principio pensaba en hacer un «viaje por los eremitorios hispanos», pero cuando empecé a escarbar en el tema me di cuenta de lo imposible de la misión, salvo que me dedicara en cuerpo y alma a ello. Aún así voy apuntando lugares por si acaso mis pasos me llevan por esos lares. Un besazo requetefuerte.

    Ah, y lo de Cervera, buaf, un flipe, pero para flipe de veras el de Olleros de Pisuerga. Ya le verás y luego lo comentamos. ;-)

    Hola Antonio y ¡bienvenido! Me encantaría resolver la cuestión que os planteáis Sira y tú (y yo y decenas de investigadores), pero no tengo ni la más remota idea. Solo puedo decir que me parece un trabajo ciclópeo para enterrar a alguien y, por puro sentido común, o bien tenían unas cuantas tumbas preparadas y cuando se moría alguien decían "Fulano encaja en esta" y allí lo metían, o bien los funerales eran mucho más largos en el tiempo que los actuales y mientras el finado estaba reposando en casa los picapedreros se afanaban con el traje de piedra. :-D

    Por cierto, en Mérida tuve ocasión de visitar (y fotografiar) las catacumbas de Santa Eulalia y me encantaron. Igual les dedico una entrega algún día de estos. Realmente si pudiera destinar más tiempo a este blog, podría hacer una artículo quincenal o semanal y así sacar al aire todo el tinglao de imágenes que voy recopilando. ¡Se me acumula el trabajo!

    ¡Felices fiestas también para vosotros! Mucho turrón, cava, polvorones y arte.
    C.

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante.
    Como descendiente de palentino y segoviana, he disfrutado de esta entrada y espero la referente a Segovia. Creo recordar que en las cuevas del pinarillo hay tumbas antropomorfas, de época judía.
    Es cierto que estas tumbas despiertan curiosidad y admiración. Da que pensar que nuestros antepasados se enterraran en la dura roca.
    Feliz año a todos!

    ResponderEliminar
  5. Hola, Enrique. En Segovia han dado un fuerte impulso al conocimiento de su necrópolis judía y ahora se ha transformado en un curioso paseo, muy muy interesante. Igual en el futuro hago una entrada exclusiva sobre este cementerio, ¡sí!

    ¡Muy feliz año nuevo para ti y para todos!

    ResponderEliminar
  6. Me los apunto para la próxima excursión, tan cerca y no he visitado ninguno de los que nos enseñas. De hecho el de Cervera me parece alucinante en las fotografías y no había ni oído hablar de él.
    En Cillamayor también hay junto a la iglesia, justamente al estar en el casco urbano no se ven tan espectaculares pero ahí están. Supongo que ya los conoces, pero te dejo un enlace con un par de fotos por si acaso. http://enmilbatallas.com/2012/05/29/cillamayor/
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Gracias por tu comentario, Marhya! Si me permites un consejo (aunque seguro que ya los has visitado, sobre todo si eres de la zona), haz una excursión al eremitorio de Olleros de Pisuerga. Es una pasada. Quizá no tiene unas antropomorfas espectaculares, pero la ermita es ¡tan tan tan alucinante! El eremitorio de Cervera también es sorprendente, muy chulo (gracias por el piropo sobre las fotos).

    Conozco los enterramientos de Cillamayor, ¡cómo no! Lo tengo fotografiado, además con una nevada guapa, así que las fotos son, cuanto menos, curiosas. Tenía que haberlo introducido en este post ya que corresponde más bien a los eremitorios de la cuenca alta del Río Pisuerga que a otra zona, pero se me pasó incluirlo aquí. :-(

    Casi seguro que ampliaré la info de este post y colgaré -espero que como muy tarde en septiembre- otro post sobre los eremitorios de la zona de Valdivia y el Monte Cildá. Aún me quedan unas cuantas fotos por hacer, pero siempre que me acerco por allí voy con justísima de tiempo. Cuestión de organización. :-)

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, lo de Olleros si lo conozco aunque siempre estará bien volver en distintas épocas del año, que siempre se ve diferente aunque parezca inmutable. Me iré apuntando los que publiques pues vivo en la zona pero no desde hace muchos años y siempre tengo ganas de descubrir más de todas las cosas alucinantes y desconocidas que tengo tan cerca.
      Saludos, feliz día.

      Eliminar
    2. Por la aquí estoy este fin de semana. A ver si tengo una tarde para fotografiar algún eremitorio y hago un post.

      De la zona, buah, te puedes hartar a ver cosas. Te aconsejo que pases por la Fundación Santa María la Real, en Aguilar de Campoo, para que te informen de las maravillas que nos rodean.

      Feliz día también para ti, Marhya.

      Eliminar

Eso que está pensando, todavía no lo ha dicho nadie.