domingo, 30 de junio de 2013

Homenaje a Mariano Benlliure. 
Mausoleo de los duques de Denia, Sacramental de San Isidro, Madrid (España).

Si en el post pasado conversábamos sobre las piedades del camposanto segoviano y se ratificaba en los comentarios que ni piedades ni cristos son esculturas predilectas en el estudio del arte funerario, hoy voy a hablarles, por ser la excepción que confirma la regla, de un Cristo crucificado (y lo que le rodea) alucinante.

Esta crucifixión no es una figura cualquiera que podamos encontrar fotocopiada lápida tras lápida. De hecho es muy complicada de ver puesto que se halla resguardada dentro del espectacular mausoleo de los duques de Denia (patio de la Purísima Concepción, Sacramental de San Isidro, Madrid).

Los bajorrelieves en mármol de Caridad y Fe custodian las puertas que conducen a la cripta.
Les dije años ha que este precioso mausoleo merecía una entrada aparte y aquí me tienen escribiéndola porque también quiero que sea mi particular honra a Mariano Benlliure en el 150º aniversario de su nacimiento. Dentro del mundo del monumento funerario, el escultor valenciano se encuentra entre los elegidos.