jueves, 6 de noviembre de 2014

De paseo por los cementerios de Madrid. 
Cómo pillar una insolación en el Civil de la Almudena.

¿A quién se le ocurre ir a otear el mar de piedra que supone el Cementerio de la Almudena en pleno mes de agosto?


Aunque no lo crean, más de cuatro gatos coincidimos en semejante ocurrencia. A través de nuestro puerto base, un sencillo post de Nus Morella instándonos a dar un paseo por algún camposanto capitalino desencadenó tal aluvión de asistencia, que se hubo de montar un evento ad hoc. La cosa derivó hasta el punto que tuvimos la enorme suerte de contar entre los paseantes con dos figurones -muy bien acompañados además- en esto del mundo cementeril recién llegados de Barcelona.

Hoy no les voy a aburrir con datos y fechas y nombres de gente ilustre; en otro momento hablaremos del Cementerio Civil de la Almudena como excusa de alguna tumba sobresaliente. Hoy damos un paseo fotográfico. Hoy sobran las palabras. ;-)

Mausoleos monumentales justo a la entrada del cementerio.
Morado. Rojo. Amarillo. 
Detalle de la maternidad que nos encontramos en la sepultura de Pablo Iglesias, fundador del PSOE. 
¡La puertecilla del fondo que conduce al Cementerio Judío abierta! Allí que nos metimos, claro. Las siguientes fotografías corresponden a dicho recinto.





Curiosa lápida, ¿verdad? Con esta foto finalizamos el paseo por el camposanto hebraico.
Esta tumba siempre ha llamado poderosamente mi atención. Habrá qué investigar porqué está diseñada así...



Maravillas Leal González, la primera persona inhumada en el Civil de la Almudena. Años ha que buscando esta lápida para fotografiarla me quedé encerrada en el cementerio una fría tarde de mayo. :-D



Esta lápida judía estaba fuera del cementerio judío, junto al resto de tumbas.
Optimismo hasta el final, oigan.


Para los ángel-adictos. No es que haya muchas alas en el Civil, pero alguna se puede ver si se rebusca un poquitín.

Ningún cementerio sin sus plañideras. Aunque las más llamativas del Civil no son precisamente mujeres moqueando.



Flores...
Muuuuuuchas flores.
Incluso algún intento de bonsái cementeril.
Flores de cristal.
De piedra.
Y ¡cómo no! flores de plástico.
¿Cuándo volvemos?

11 comentarios:

  1. Gran entrada y espectaculares Fotos. Quién diría que se pueden encontrar estas maravillas en el cementerio de la Almudena. Bien merecerá una visita.

    Felicidades

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias por el comentario y el piropo, Matías!
    En este mini post puede ver auténticas monadas pétreas, pero si quiere alucinar con el arte funerario capitalino, visite por ejemplo San Isidro (1, 2, 3), San Justo, San Lorenzo... y por supuesto la Almudena.

    ResponderEliminar
  3. Una jornada para repetirla,aquí,ahí o dónde sea,con tan buena gente.Gracias por todo,querida amiga...y nos has de dar un cursillo acelerado de Fotografía en la próxima,pues vaya FOTAZOS que te curras !! Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Que buenas fotos. Nos vemos en la próxima visita a la Necrópolis este

    ResponderEliminar
  5. ¡Claro que hay que repetirla donde sea! No nos podemos inventar mejor excusa, Toni, Esther. Lo de las fotazas, bueno, ojo, técnica, años y post-procesado. Aprenda a usar su cámara en dos días es uno de los cursos que imparto, así que cuando gustéis. ;-)

    ¿Coincidimos, Dragona? La verdad que entre los nicks de la blogocosa, los motes del FB y el nombre con el que venimos de serie a veces no sé poner caras a la gente. Ay. Gracias por el piropo de las fotos.

    ResponderEliminar
  6. No tuvimos la suerte de coincidir fisicamente... pero gracias a la recopilación de artículos, webs, y libros que realiza BiblioDragona sobre el Cementerio de la Almudena nos hemos encontrado online. Con su permiso, nos guardamos la página con las fotos....
    https://drive.google.com/open?id=0B18DGQSRo9K6SW9XaDA4RGFXWm8&authuser=0

    ResponderEliminar
  7. Permiso concedido Dragona Esoa, claro, pero tanto las fotos como el texto están bajo la licencia Creative Commons en la que tiene que aparecer el nombre del autor y no se pueden usar de forma comercial. :-) No sería la primera vez que me encuentro alguna foto de las mías en páginas web ajenas que se atribuyen mi trabajo. Sea como sea, gracias por el apunte sobre el uso de este post.
    Un saludo.
    C.

    ResponderEliminar
  8. Estaba buscando información sobre la muerte y el fallecimiento de seres próximos y me ha sorprendido gratamente llegar a este blog donde he visto una visión diferente, original y respetuosa sobre esa realidad. Mi actividad profesional está relacionada con internet, donde dirijo un portal sobre residencias de ancianos (mayores, tercera edad, geriátricas o de las diferentes formas con se se conocen), www.inforesidencias.com en el que difundimos información, entre otras, sobre estas cuestiones. Muchas personas que van a vivir a una residencia geriátrica y sus familiares saben que será su última morada y que el fallecimiento será la causa de alta más posible. En Inforesidencias tenemos un artículo concreto que habla del fallecimiento de un ser querido. Por eso los equipos de profesionales que trabajan en residencias dedican tiempo a tratar la muerte como una realidad normal de la existencia. Lo que no creo que haga ninguna residencia es aproximarse a la realidad de la muerte desde la visión estética de los camposantos. en eso sois muy originales y os felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu amable comentario, Josep. :-D Hace muy poquito ha fallecido mi madre que, justo, vivía en una residencia. Afortunadamente el equipo de trabajadores, unos pocos familiares y yo hicimos su que su tránsito fuera lo más agradable posible.

      Supongo que ir a hablar de arte funerario a una residencia geriátrica sería chocante, algo así como un tour para ver qué podrían hacer con sus huesos en breve... ¡Qué poco nos enseñan a morir! Menos que a vivir, que ya es decir.

      De nuevo muchas gracias. Los comentarios siempre le animan a una a continuar con esta aventurilla. Un saludo.
      Cal.

      Eliminar
  9. Estimados, muy hermoso su blog, por casualidad tienen un correo electrónico del cementerio de Almudena, necesito obtener información de mi tatarabuelo que fue enterrado 24 diciembre de 1933, lamentablemente estoy eb Chile y no puedo ir personalmente gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario, Lorena! Te paso el email para información general del Cementerio de Nuestra Señora de la Almudena y a ver si hay suerte: almudena@emsf.es

      La empresa que lo gestiona es la Empresa Municipal de Servicios Funerarios. Aquí tienes un enlace a su página web por si allí encuentras más información que te pueda servir.

      Te aconsejaría que no demoraras tu consulta si realmente te interesa ya que las titularidades de los cementerios -de algunos cementerios públicos, depende de las leyes que hay en cada comunidad autónoma y de las ordenanzas municipales- caducan.

      Un saludo.

      Eliminar

Los blogs se alimentan de comentarios, así que ¡estrújese el coco un poco!